viernes, marzo 10, 2006

good night and good luck

Amo mi carrera.

Y eso que la odio, a veces. Pero hoy me tocó conducir un noticiero para taller y aluciné. Me di cuenta de cuánto me gustan las cámaras, las luces, la satisfacción de un trabajo bien hecho después de diez horas de colapso sin ganas de comer nada.

Me fui toda la micro camino a la casa de la Siri flotando.
Sigo flotando ahora.
Todavía disfrazada de periodista.

3 comentarios:

Cony Atlagich dijo...

Felicitaciones... Finalmente eso es lo que uno espera al final del día, cuando uno se percibe con la satisfacción del deber cumplido.
Niña, las cámaras "te aman" como decía mi profe de Oratoria, así que aprovéchalo al máximo.
Besotes

Paul :-) dijo...

Se me olvidó decirte algo, bueno, sin contar las que no me atreví, y disculpa por eso, es que soy un poco cobarde para contarte qué estoy pensando... quizás en otro momento me atreva.

Quería decirte Gracias, por todo ese momento, por ese par de horitas que compartimos, fué muy lindo. de verdad.

un besito.

Luis Ignacio (Nacho) Durán dijo...

bien, te felicito socia. pero recuerda siempre que lo mas importante, antes de que las cosas salgan bien es que sean correctas y justas. no debemos olvidar eso para no quedar cegados por los focos y deslumbrado ante las cámaras.
felicitaciones nuevamente.
se lo merece.