viernes, diciembre 02, 2005

[casi] post mortem

Jaqueca.

Hace tanto no me pasaba, que creí que moría de verdad. Si no hubiera sido porque un tipo encantador me regaló una aspirina en la micro, quizá hubiera muerto. Pero acabo de pasar cinco horas dormida y ya me siento bien. El mundo dejó de dar vueltas, y mi cabeza dejó de creer que era un corazón con taquicardia. Se llama Oliver y es publicista. Usa rastas. Andaba con anteojos de sol y un gorrito muy lindo. Me cayó bien. Se rió cuando le pregunté si no estaba tratando de drogarme con la aspirina.

Ayer fuimos al teleférico con la Celeste y Pablo y fue increíble. Llegamos a la virgen y miramos Santiago mucho rato. También tomamos helados en el Emporio, probé uno de chocolate con guindas que me encantó. Terminamos taller. Pasé. Con un cinco, de hecho, pero el uno de la prueba de noticias me deja como en un cuatro seis o algo así. Las décimas valen, sin duda, todo el tiempo libre que tuve a cambio. Santiago se ve muy lindo desde arriba. Parece que las micros fueran de maqueta. Como los lego con que jugaba cuando era chica.

Había ido una vez antes al teleférico, con Toño. Me encanta sentir que existo lejos de los edificios pero cerca del cielo. Estoy en pijama, ahora, y con calcetines chilotes, pelo suelto, bostezo.

Me voy a acostar otra vez.
Debiera estudiar economía.
Voy a ver Moulin Rouge.

3 comentarios:

Celeste dijo...

ayer fue un buen día...hicimos muchas cosas que no hacía desde chica..el cerro, la Virgen, el teléferico...me encantó...esos días como ayer, son los que nunca se olvidan...

gracias por la medallita...y por la coca-cola....y por la compañía ...y por la idea genial, que sólo contigo podríamos haber hecho....
cuidate
yo.

AnaMaría dijo...

Qué rico ir al teleférico. No voy hace tanto tiempo... parece que con los años me vuelvo fome y me niego a hacer los paseos que me gustan. Tal vez, siguiendo tus pasos, el fin de semana me aventure. Te contaré si es así porque serás la gestora intelectual del plan.

En cuanto a la vejez... Sí, hay tantas ideas distintas y encontradas. Quizás al final terminemos todos cambiando de idea.

Muchos saludos,
AnaMaría.

jose salinas dijo...

NO AL ABUSO INFANTIL!!!!!
Mi nombre es Sarah,Tres años de edad
Mis ojos hinchados no puedo mirar.
No debo hablar, No debo hacer mal
De lo contrario Todo el día me van a encerrar.
Cuando despierto, Siempre estoy ....
leanlo y reenvienlo no es publicidad porfavor