martes, marzo 06, 2007

sube la marea

Siempre he pensado que acá está lleno de cámaras que nos siguen todo el día a todas partes.
Me gustaría conocer a Agustín Edwards.
Yo creo que le caería bien.

Tres semanas y contando, y hoy con toda la nostalgia de haber descubierto que la magia también existe entre las paredes con aire acondicionado. A veces, lo más sencillo. Esa torta de chocolate que le dieron a la Sole por su cumpleaños y el libro que me prestó la Pilar porque me encanta leer las columnas de Birmajer. No me arrepiento del comienzo difícil, ni de las tardes llorando en Starbucks. No me arrepiento porque, al final, y con el apoyo paciente de mi novio, siento que estoy conquistando lo imposible.

En dos días más, Copiapó.
Ahora tranquila, en silencio, respirando, viva.

16 comentarios:

manu dijo...

wuau
sigues nuevamente
sigues
un besote

Princessa dijo...

Que bueno que al final te pudiste “acostumbrar” e incluso pudiste disfrutar. Cosa que en un momento parecía muy difícil.
Salu2

LA ESTUDIANTE QUE APRENDE. dijo...

Nada mejor que un amanecer triste con un café, que más que café es una compañia y cómplice d elas lágrimas, lágrimas que a veces se mezclan en ese oscuro mar azucarado.

Lo de arriba parece comercial de café jajaja
saludos y lindo lo q escribiste!

Fantasma dijo...

Lo bello de la magia es que se encuentra en lo más simple y sencillo de la vida. No es magia que te susurren al oído? No es magia sentir el abrazo y cariño de quienes te aman? No es magia el trasportarse a sueños leyendo un libro o escuchando una canción? La magia esta en la vida de quien sepa encontrarla.

Fantasma.

Lilith dijo...

Pelo rooojooo

guauu :D

Me gusta eso de no arrepentirse
se lee tan contenta y llena

Cuidese en Copiapo

Besitos***

GabrielGoldo dijo...

Por aquí conociendo, un saludo desde Bogotá

young_supersonic dijo...

ES COMO CASI UN SEÑOR MÍTICO DON EDWARDS...

DISFRUTA TU VIAJE.
AUNQUE PARA MI NO ES UNA CIUDAD IDEAL.


UN BESO.

Shinazky dijo...

yo pase x Huasco hace muy poco, y remate en coquimbo.

y conosco a un Edwards la oveja negra de esa familia, poeta y orate.

un beso. salud y libertad

clauarroyo dijo...

Eres genial Carolita después de tanto tormento,ahora quieres conocer nada menos que al dueño de El Mercurio, por lo visto la visión de trabajar en una oficina tuvo su lado positivo, se te ve más contenta. Cariños, y el pelo te quedó muy cool. Me encantó.

Bethstar dijo...

algunas veces paso por aquí... y me entretengo con tanto cambio en tan poco tiempo...

saludos y que lo pases estupendo en Copiapó...

kotto dijo...

cariños chica del pelo rojo... ánimo a no bajonearse...

Icy dijo...

Qué lindo es tener tu edad y el mundo por delante como todo un desafío!!!

Mi niña linda, vale absolutamente la pena: las lágrimas, la lluvia, la pared y el aire acondicionado que te trepana los sesos!!... vale la pena no dejar caer los brazos y vale la pena reír sin descanso!!!

Llegué a tí por el blog de Anita y no me arrepiento. Está muy entrete!!!

Un gran abrazo bloggero y muchas felicidades en nuestro día.

Y dale que se puede!!!! Ahora, ni siquiera el cielo es el límite!!!

Un beso,

Icy

Marilú dijo...

edwards sigue vivo? ja, a veces se oye tan mitico que pareciera que estuvieran hablando de elvis...

con las diferencias del caso, of course.

saludos!

Anita dijo...

Linda!

Todo iba bien hasta que leí que ibas a Copiapó...... :(

Sería todo.

Sigo más bajonea que la chu...

Te felicito por tus logros.

Con cariño.

Anita.
La famosa bloggera sola.

Irarrazabal dijo...

Hay magia en las cosas sencillas y poder en las situaciones mas simples.

Saludos desde Cronicas!

Marianich dijo...

Como un reality show?

Sip, pienso que la magia está siempre que la queramos ver, en cualquier lugar...

besos!