martes, marzo 27, 2007

final countdown

Siempre termino tomando cocacola zero, aunque se supone que no me gusta.
Son las tres, hace frío y quiero estar con mi novio.

Ayer me pasé la tarde escribiendo cartas imaginarias a ex amores. Es loco, porque lo que quisiera decirles - no a todos, claro, pero sí a algunos elegidos en forma arbitraria- es que si ahora soy capaz de vivir mi relación con Franco, y de amar, es porque primero me tocó crecer y aprender, descubrir quién soy de verdad, no de ilusiones, caerme y levantarme mil veces. Y ahí estuvieron ellos. Cada uno en su momento. Con pedacitos de mí.

No sé querer de a poco. Nunca he sabido. Pero aunque, en comienzo, me causó más de algún problema, también significó que cada historia, que cada beso, tenía todo mi corazón. Un corazón que se rompía y se rearmaba, que se caía y daba botes y que una que otra vez se terminó perdiendo tanto que yo pensé que nunca más lo podría encontrar. Menos poner a latir otra vez. Querer profundamente ha sido, siempre, mi forma de vida. No conozco otra.

Hoy sólo puedo dar gracias y sonreír con mariposas en la guata.
De la aventura, salté al compromiso.
Y es el mejor salto de todos.

10 comentarios:

clauarroyo dijo...

Amar con intensidad es uno de los actos más hermosos que pueden existir, creo que no debemos cuestionarlo.
Saludos,

Anita dijo...

Linda!

Amar es el sentimiento más puro, si lo damos a medias, no vale, verdad!

Yo también amo intensamente, con todo, desde los huesos, desde mi sangre, hasta mis lágrimas.

Oooh!!
Que pena me da.

Un besito.

Anita.

Princessa dijo...

Concuerdo contigo, si uno no va a entregarse entera, y no vas a aperrar en un 100% entonces no tiene gracia. Las cosas a medias en este caso no resultan.
Besotes mojados

kotto dijo...

soy de los que piensa que los amores pasados nos sirven (inconcientemente) para poder apreciar y disfrutar del amor presente....

cariños
bye

Paulilla dijo...

uuuhhh que bellas palabras... pensé y pasé por eso cuando, después de llorar una tarde, me di cuenta que había vuelto a amar para seguir aprendiendo. Justo cuando creí que ya no latía mi corazón.

Estos últimos días he aprendido que soy intensa al amar, me entrego al 100% aunque lo niegue (es para creer que soy fuerte)y que estas últimas veces que he caído siempre me levanto más positiva que la última vez.

Un abrazote!

mayra! dijo...

Hola!!!

Si... a mi nunca me ha tocado vivir uno y otro amor, pero descubrí ahora que sí se querer en serio, comprometida, con ojos sólo para él... y sin miedo a decir te quiero :)
muchos besitos, gracias por la visita :)

bye!!!

sombra_de_mi dijo...

Como siempre identificandome tanto contigo...

Y con tu post anterior para qué decir... eso era lo que te quería decir antes... te aucerdas? cuando tratamos de juntarnos y no nos resultó...

Resulta que se me ocurrió una idea para escribir un libro, y quería que lo hiciéramos juntas.
Pasado el primer impulso, ya no sé si me parece tan bueno.

¿valdrá la pena gastarse escribiendo un libro en un país lleno de librerías y más o menos vacío de lectores?

No sé... si te prendes, podríamos intentarlo...

Besos Carolina, te echaba de menos en mi blog.

Feliz de que estés viviendo lo que yo quiero para mí... el amor!!

Sombra

manu dijo...

me pasa que no tengo experiencias así para compartirlas, lo mío ha sido siempre negarme, nunca entregarme, a pesar de haber estado inflamado de amore. pero esa es mi hazaña.
besitos.

Priscila dijo...

Hay... el amor... si no se vive de forma intensa... si no te caes y te paras... si no vives cada minuto como si fuera el último...

Que rico se siente... a veces necesitas crecer para llegar a amar...

Un abrazo

young_supersonic dijo...

QUE HERMOSAS PALABRAS.

EN MI VIDA TAMPOCO HE SABIDO ACTUAR DE OTRA FORMA QUE QUERIENDO CON TODO, HASTA LA ÚLTIMA GOTA DE AMOR...

Y SIEMPRE TUVE QUE RECOGER PEDAZOS. COMO TÚ.


BESOS.