sábado, julio 01, 2006

mujer

Hoy, mi diosa es Oya.
Llegan los vientos de cambio.

El taller donde la Siri estuvo increíble. Ando media llorona eso sí, cerrando un par de ciclos, perdonando recuerdos, encontrando mensajes en todas las canciones y todos los textos. Claro que después de 'ella', de Bebé, y la carta del oráculo, me vine cantando mientras miraba cómo atardecía. La luna está preciosa, con un aro de luz brillantísimo. Por lo menos hasta hace media hora.

Mañana por fin no tengo nada que hacer. Sé que debiera empezar a estudiar Información. Filo. Ya habrá tiempo para eso.

Siento que en este proceso de encontrarme, me he perdido muchas veces. Pero también siento que estoy construyendo mi camino. Mirando adelante y a los ojos, y sin miedo. Siento que en días así los remezones son fuertes, para que de una vez no se me olvide nunca más quién soy.

Pelo suelto y celular en silencio.
Es momento de salir al bosque.

4 comentarios:

Shlomit Baytelman dijo...

Carolita querida, que bueno recibir tus palabras, no he tenido todo el tiempo de entrar de lleno en tu casa bloguera............ pero leí de nuestro taller y el artículo anterior........... me gustó tu pluma.

Una vez más gracias.

Shlomit.

.m.i.l.i. dijo...

Yo todavía no veo la Luna hoy día, pero cuando la vea me voy a acordar de ti, ya?

manu dijo...

jevy, te sigues acercando mucho a una esencia que no se me ocurre como empezar a describirla. Eres bonita. Y al leer tu blog, me dan ganas de actualizar el mio, es como un sentimiento perverso pero creo que en el fondo esta bien. Quiero hacer cosas, quiero lanzarme a una caida de agua como sospecho que tu lo estas haciendo cuando leo estas cosas.Cosas, cosas, cosas
Cariños

felipe dijo...

waw! Shlomit te postea! y te quiere!. Gracias por visitarme... primera vez en tu blog y muy a gusto.
Nos seguimos viendo