sábado, enero 14, 2006

crash and burn

Me río sola.

Dormí hasta las dos de la tarde, llegó un tío de Argentina y tuvimos almuerzo familiar sin peleas ni rollos, aunque en un momento triste porque murió un amigo de mi tata, claro que a mí no me dio pena pero sí a quienes lo conocían bien. Me vestí con una falda con flores, polera blanca y aros rosados largos.

Ahora que terminé de trabajar, siento que mi verano empezó. Puedo hacer nada todo el día. El jueves fui con la Toña al cierre de campaña de Piñera a la Plaza Victoria en Valparaiso y fue excelente. Creo que a los artistas nacionales se les debe valorar. Cuando me preguntaron para Canal 13 a quién prefería, me quedé con Adrián. Obvio.

Amo Valparaiso. Es el lugar más lindo del mundo. Los cerros y las casas de colores, la poesía de Neruda escrita en las calles, cumbias en las tiendas del centro, la catedral, las fuentes, los ascensores. Pero sobre todo esa sensación de estar en un lugar que es mío. Quizás porque ahí desembarqué en una vida pasada.

Quiero que sea Febrero para irme a Buenos Aires. También reservamos un hotel 'dos estrellas superior' en Mar del Plata. Es la realidad de nuestro presupuesto. Y se viene.

Este año será mi año. Hoy aprendí lo que era una carta Gantz y tengo lista la mía.
Trabajo y departamento.
Un minor en cine documental.
Y antes, el abismo. Con buenas canciones de fondo.

3 comentarios:

Felipe dijo...

Valparaiso es lo mejor... junto con viña... te da esa sensación de estar siempre en un lugar distinto cada vez que vas, no importa si has ido 1000 veces, siempre te maravillas con su imponente mar y la belleza de sus cerros... viñamarino orgulloso de su región...

Saludos... Felipe

AnaMaría dijo...

Sólo por curiosidad, qué es una carta gantz?
Trabajo y departamento? Al final resolviste irte a vivir sola? Yo estoy en la búsqueda de un nuevo depatamento, es tan difícil!!!

Muchos saludos.
AnaMaría.

Paul :-) dijo...

esa estrella me la regaló cuando tenía 14 años aprox.
ella de serena, yo en antfagasta... y muchas cartas de amor, de desconsuelo, de ternura, de poesía, de magia.... ahora tenemos 21, y esa conversación fue hace poquitos días, siempre me la encuentro en msn.