miércoles, abril 26, 2006

no man's woman

Once votos contra nueve.
Perdimos el debate de Información.

Como recompensa por las horas de sueño entregadas a las comisiones de Bachelet, me tomé la mañana libre y paseé por el centro. Pensaba ir al cine pero la película se atrasó y me dio lata esperar, así es que en vez de eso caminé hasta la Plaza de Armas y compré tres libros en oferta. Excelente.

Sigue haciendo calor y lo que más quiero en la vida es un poco de lluvia.

Claudio me dijo una vez, cuando todavía hablábamos y yo pensaba que podía ser el gran y único amor de mi vida, que si dudo antes de hacer algo, entonces no es mi camino. Porque la dualidad no se produce cuando se vive en consecuencia.

No sé. Tiene razón, supongo. Me paso el día imaginando escenarios perfectos, es verdad, pero de todas formas siempre hay algo que hace que se pierda la magia y ya no quiera nada. Hasta en mi imaginación.

Soñé que tenía que jugar en un partido de fútbol.
Desde el lunes, soy toda una profesora y me encanta.
Voy a salir a leer al sol.

6 comentarios:

Sega dijo...

"(...)la dualidad no se produce cuando se vive en consecuencia."

No lo tengo tan claro, cuando se siente y se piensa a la vez, probablemente haya dualidad, y ambas pueden ser ciertas.

No obstante, su teoría tiene parte de la razón, que, como en otras veces, anda repartida por el mundo.

Pus-modernidá dijo...

siempre dudo de los caminos,
prefiero transitar a campo travieso,
sin destino(predeterminado)
- saltando cercas
y alambres de puas -
desconozco la propiedada privada
y todo tipo de privación en la
circulación,
...indocumentado,
clandestino, ilegal,
espalda mojada!!!

Bien por lo de la vivagación en el Paseo ahumada; benditos sean las distraciones que nos sacan del camino; que sería de la vida si uno siempre transita de un lugar a otro sin distracciones, sin imprevistos....creo que sería muy fome

Un abrazo!

AnaMaría dijo...

Me parece que Claudio tiene razón, pero no sé si esa teoría es aplicable a todos los aspectos de la vida. Creo que las decisiones cotidianas y, tal vez, irrelevantes no se ven influenciadas por la presencia de la duda. Pero cuando hablamos de una decisión grande, más pasional que racional, los cuestionamientos pueden contaminarla demasiado. Cuando son decisiones que implican cambios, en especial si son de orden sentimental, la duda parece invalidar la disyuntiva. Porque tendemos a buscar la perfección y lo que nos hace dudar es de suyo imperfecto.

Te apoyo y entiendo.

También quiero lluvia y salir a mojarme como si fuera el evento más importante del año.

Besos,
AnaMaría.

.m.i.l.i. dijo...

Yo soy dualidad que camina, estoy mal??

No, lluvia no todavía, no un calor horrible, pero no estoy preparada para la lluvia.

Te quiero ñoña!

Paul :-) dijo...

Filo con la dualidad y filo con las dudas.

Si dudo sobre algo, lo hago igual.

Filo, siempre hay dudas ante todo, si fuera por eso entonces no haríamos nada en la vida, sobre todo si está en tu naturaleza ser una persona insegura, como he llegado a pensar despues de tanto leerte.

Deja las dudas de lado y vive de una vez.

hetsah dijo...

estoy tan en desacuerdo que me impresiona