lunes, abril 10, 2006

baila morena

La vida es un paréntesis.

Por algún motivo, hace varios días que me siento viviendo fuera de mí. No sé cómo explicarlo. Es como si estuviera ocupando un cuerpo prestado, un ratito, antes de seguir mi camino en un mundo sin formas. Me cuesta entender el concepto de levantarse para trabajar, o estudiar, o lo que corresponda, porque yo no me levanto para eso.

Creo que me levanto para ver qué me regala el día. Para sentir cosas. Para pensar. Para disfrutar mi paso por la tierra, porque es rico tener frío y darme cuenta de que estoy viva. Que no sólo existo en espíritu, también en cuerpo. Que soy fondo y forma. Me encanta esa capacidad que tiene el corazón de latir sin que se lo pida. No dejan de asombrarme los mil sabores distintos del mismo chocolate en diferentes momentos, los mensajes escondidos de las películas que repito, la cantidad de personas por descubrir que viajan a mi lado en la micro, las mariposas blancas que me encuentro siempre cuando estoy contenta.

Anoche perdí mis zapatillas y estaba segura que un asesino esperaba escondido a que me diera cuenta que se las había llevado para demostrarme que podía entrar a mi pieza sin que me diera cuenta, pero resultó que las había dejado en la terraza. Para variar.

Hace dos días que me duele la cabeza, aunque no he peleado con nadie.
Bailé 'pásame la botella' todo el rato antes de ir a la universidad.
Me acabo de soltar el pelo y tengo los labios un poco partidos.

7 comentarios:

Lilith dijo...

Esa frase de canción
"pasame la botella" es bien pegota
allá too el mundo la tararea
HORROR

yo igual ando con dolor de cabeza
desde el sabado

segun el doctor soy una niña jaquecosa y o migrañosa jiji
LICENCIA ¡yupy!

rica la manera de levantarse
sentir
sentir las distintas cosas

dejarse llevar

mmm

yo estoy tranqui
pero no se que hacer con la vida
con mi vida

que direccion debe tomar
creo que eso solo se vera en
el camino ¿ o no?

Besitos!!!
cuidese mucho :D

colectivostranger dijo...

Holas... Aún no te convencemos ?

AnaMaría dijo...

Me gustó este texto. Me gustó mucho. Me sentí especialmente identificada y eso me hizo sentir tan bien como no te imaginas.
Es tan grato sentirse reflejada. Leer algo que no salío de las divagaciones propias y darse cuenta de que una es tan humana que es capaz de sentir algo exactamente igual a otra persona. Eso me alivia, me alivia porque me hace saber que no cargo sola con el peso de los pensamientos. Que, por Dios, que pesan.

Besos, Caro.
AnaMaría.

Paul :-) dijo...

jajajajaj un asesino!!!

jajajaja!!

oh ke risaa...!!

:-p

en fin, claro que nuestro cuerpo es prestado!! por un ratito nomás, despues se lo devolvemos a la tierra y seguimos...

spirits carries on...

en fin, estoy esperando que me mandes el guión po!

cuando lo vai a mandar?

te dejo un beso.

Cristóbal Fernández G. dijo...

Como dijo el controvertido y a veces inconsecuente John Lennon: La vida es aquello que te sucede mientras te empeñas en hacer otros planes...

Paulilla dijo...

es lindo como describes los hechos cotidianos que pasamos por alto, como los latidos del corazón o la gente que va contigo en la micro.

y claaaaro que estos cuerpos son prestados, por lo mismo hay que saber aprovecharlos, cuidarlos y quererlos... es una oportunidad.


sigue escribiendo... en algún momento dejarás de ser "una escritora frustrada", te queda muuuucho por vivir.

Pus-modernidá dijo...

precioso escrito...
muy sensitivo...
(o sensible, no se)

algo así siento,
cuando me detengo
a observar y meditar
sobre lo que me rodea,
y no tomaba conciencia...
ni de mis sentidos
y menos del entorno profundo
(solemos vivir solo en la superficie)

Un distanciamiento
conciente
de los apegos cotidianos
que no dejan ver
ver mas allá de la costumbre...

son estremecedores
esos instantes
de sencilla "lucidez"

un abrazo