jueves, enero 10, 2008

mirror mirror

Escribir siempre ha sido mi catarsis.
Hoy, es mi minuto de descanso.

Me gustan las frases cortas y los puntos seguidos y las historias cotidianas. En cambio odio las frases sustantivas yuxtapuestas que idolatraban mis profesores de colegio. Me encanta enumerar. Decir que vivimos tantas noches, risas, días, lunas y soles. O que mis cartas de tarot preferidas son la maga, la loca, el as de bastos y la vieja sabia. La vida es un conjunto de enumeraciones, al final.

Desde que estoy en la revista, quizá he dejado de escribir un poco. No sólo en mi blog. En mis cuadernos, también, y en las paredes y en mi cabeza. Pero en el fondo no olvido que esto es lo que de verdad es mío. Quiero ser glamorosa algún día, claro, y aprender a caminar con zapatos con taco y vestirme a la moda porque vi the devil wears prada y se veían todas tan bien. Pero no es lo que más quiero.

Lo que más quiero es llegar a ese día donde nada importe en realidad y yo pueda sentarme frente a un computador lleno de páginas en blanco y decir de acá no me levanto hasta que lo haya contado todo.

Y contarlo.

6 comentarios:

Princessa dijo...

Que rico es ver gente que escribe con tanta pasion como tu lo haces.
Ya abran tiempos con mas tiempo para escribir.
Besitos

 kotto dijo...

escelente! ojala llegué ese día...

cariños
bye

 kotto dijo...

jajajaja ese escelente es aproposito eehhh

La Revolución de las Costillas dijo...

Que blog tan entrete!

Saludos!

dola dijo...

te confieso que te leo comùnmente y que mi carta es el ermitaño, pero la soledad de la carta me asusta.

Lilith dijo...

ahh es que a mi me encantan tus post
adoro tu redaccion como diria mi antigua profe


ya besitos
que tenga linda semana