sábado, marzo 14, 2009

always remember

Ya planté el árbol y escribí el libro.
Sólo me falta tener un hijo.

Ayer entregué mi primera novela, de 141 páginas y en cinco copias anilladas, para participar en un concurso. Fue emocionante. Un sueño cumplido, al fin, después de tantos años pensándolo. El jueves fue mi último día en la revista, con un par de lágrimas mientras me despedía de todas las personas que aprendí a querer tanto. Hoy, en pijama y con las cortinas cerradas, con un poquito de dolor de cabeza y muchísima nostalgia, escribo que se acaba una de las etapas más importantes de mi vida. Que cierro otro capítulo.

No sé qué vendrá ahora, aparte de todos los planes que tenemos con Mati. El departamento nuevo, de dos piezas, el trabajo que estoy empezando a buscar, el futuro. No tengo miedo, porque me gustan los cambios. Pero, como en todo comienzo, siento millones de mariposas en la guata, y el corazón acelerado. Siento que, otra vez, estoy tomando decisiones importantes, propias, sin escuchar a nadie más. Siento que estoy un poco más cerca de mí. Y de Dios. Que estoy a un segundo de recuperar la fe, después de creer que la había perdido para siempre.

Me encanta escribir mi blog.
El otro día hablé con la Siri, y fue bacán.
A veces soy tan chiquitita.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lindo leerte en tus paginas, tu vida es un largo proceso que vas relatando en letras. Solo quisiera poder hacer un alcance a tu ultima publicacion: la vida no termina con plantar un arbol, escribir un libro y tener un hijo. Asi solo se comienza. Hay que esperar a ver si el arbol es capaz de dar frutos, si tu libro logra conmover al lector y si tu hijo es capaz de trascender tu propia vida y proyectarla, solo si logras eso podrias sentirte satisfecha, pero por ahora, es solo una forma de empezar tu propia vida. Y el camino es aun largo para darlo por finalizado.
Felicitaciones por lo que escribes, me volvere una adicta a tus escritos y ojala ganes el concurso en el que participastes con tu libro.
Un beso

manu dijo...

jajajajaj
mentiraaa
no podi
cuando seria el magno evento
besitos
tqm

N. dijo...

Eso es lo que importa. Ser consecuente contigo, sin escuchar, o mejor dicho colar, lo que dicen los demás. Tomar lo que te haga sentido, el resto, dejarlo ir.
Mucha suerte en esta nueva aventura.
Y rescato una frase que leí por ahí, muy ad-hoc a este momento que vives
"Hay que ser valiente para vivir la vida que realmente queremos vivir."
Cariños

young_supersonic dijo...

PUES A MI ME FALTA PLANTAR EL ÁRBOL Y ESCRIBIR EL LIBRO...

VAYAN TODAS MIS ENERGÍAS, PENSAMIENTOS Y VIBRAS ULTRA POSITIVAS PARA ESTA NUEVA ETAPA QUE EMPRENDES.

SIN CONOCERTE, ADMIRO MUCHO TU VALENTÍA PARA ATREVERTE A DAR LOS PASOS QUE QUIERES.

ME ENCANTARÍA LEER TU NOVELA. ¿DE QUÉ SE TRATA? CUÉNTAME ALGO AUNQUE SEA.

UN ABRAZO.

Princessa dijo...

Estamos en las mismas... Tb me falta solo tener un hijo. De hecho hace mucho tiempo ya escribi un post dedicado a eso.
Que emocion lo de la novela!!! Felicitaciones.

Pd:Cuando escribi el post de los colores sabia no se porque que a ti te iba a gustar :)

Besitos x mil

Cristóbal dijo...

Felicidades por tantas cosas. Me alegro que estés alegre y que tengas tantos planes. Espero poder leer esa novela algún día.

¡Besos!