sábado, junio 07, 2008

nobody knows

Sola.
El Conde duerme a los pies de mi cama.

Antes, hace un par de años, cada vez que terminaba una relación amorosa juraba que nunca más me iba a enamorar. Leí tantas veces esa columna de Claudia Aldana, "Resaca de amor", que me encantaba repetir de memoria que el amor es mi peor borrachera. Y claro, caía una y mil veces porque de repente aparecía Nico Ferrari tan mino y tan canchero, tan Alex Mercader en ese tiempo aunque ahora esté convertido en un hombre serio y responsable, o llegaba Sebastián Puga a Starbucks, riéndose de mí y de todos, inteligente, rápido, con esa sonrisa que me derretía. Y mis decisiones quedaban en nada. Como si nunca las hubiera tomado.

Lo que me pasa ahora es que siento que estoy retrocediendo. Que estoy volviendo a pensar que nunca, nunca más. Y no sé. A veces creo que lo que pasa es que, de a poco, he perdido mi capacidad de amar. Claro, el desapego es bueno, lo dicen todos los sabios. Pero del desapego a la indiferencia hay un paso. Y quizá lo estoy dando en este preciso momento.

No quiero despertar un día y darme cuenta de que ya no siento nada.
Me asusta un poco pensar en el futuro.
Al final, quizá todo se resume en que le tengo terror al compromiso.
Ya no sé.

9 comentarios:

Princessa dijo...

No te asustes, solo vive. Ya llegara el momento de volver a amar.
Besitos

sebinsky dijo...

Lo mejor es tratar de controlar los sentimientos, aunque es complicado porque cuando lo logras, te conviertes en una persona extraña.
Y como dice arriba, ánimo y a recibir lo que viene dia a dia...o a buscarlo.
Saludos!

DaKei dijo...

No te creo que vayas a mirar, pero igual confio en ti...
Es extraño esto, es mi primera vez que posteo en un blog de alguien.
No creo que sea la ultima.

Disfruta (tapo la pantalla por temor que alguien mire)

Nos vemos, te quiero

Cristóbal dijo...

Si tú dices que eres la misma que creía que a los trece podía cambiar el mundo y de pronto dejaste de sentir, creo que es hora de cambiar el "acerca de ti misma". Pero viendo lo que escribes, y sabiendo lo que escribías, no creo que el cuento vaya por ahí.
Suerte...

pez dijo...

Te iba a postear algo pero me estaba puro cayendo al lugar común... mmm no sé, te leo y me reflejo. Es difícil terminar una relación larga, sobre todo por la confianza y el tiempo invertido, ¡claro que una después queda sintiéndose incapaz de sentir un "algo" fuerte luego de eso! Pero supongo que es cosa de tiempo, de no apresurarse, y de vivir el luto, la indiferencia, lo que venga.

Anónimo dijo...

UNO NO ELIGE AMAR, SÓLO SUCEDE.
No controles tus emociones, no son decisiones.

Jean Paul "X" dijo...

La capacidad de amar
es algo complejo...

Tengo una teoria...
que la aquella capacidad
existe personas que las
tienen y otras no... Por
lo cual es un don que tienen
ciertos individuos...

Por esto mismo amiga del
universo blogger USTED TIENE
ESA CAPACIDAD, a veces uno
se desencanta de las
personas o peor de la vida
pero USTED TIENE UN DON,
ahora esta algo dormido
pero ya despertará =D

Bueno...
que te muy bien
y se cuida ;)


=D



(``•.¸ (``•.¸ ¸.•`´) ¸.•`´) ®
«´¨ •.¸X el mejor¸¸.•´¨`»
(¸.•`´ (¸.•`´ ``•.¸) ``•.¸)

manu dijo...

es mejor ni pensar en esa posibilidad
te kiero mucho, besitos

Anónimo dijo...

Podes dejar de publicar en tu blog a Sebastian P.? Gracias