viernes, junio 15, 2007

you can set me free

De repente creo que no tengo nada más que escribir.
Pero siempre se me ocurre algo.

Ayer anduve en micro con lluvia y la ventana un poquito abierta y fue bacán. La Mili cumplió diecinueve años y yo me acuerdo que a esa edad, no hace tanto, yo estaba locamente enamorada de Nico Ferrari, visitándolo en su taller, cocinándole pies de limón y mandándole cartas por correo porque siempre he sido ultra romántica aunque a veces no se me note.

Ahora con Franco llevamos once meses y es loco, porque hace ocho años que no llevaba tanto tiempo con nadie, excepto cuando me gustó Claudio que igual no es lo mismo porque casi siempre estábamos separados. Yo cuando chica quería un príncipe y lo quise durante mucho tiempo, quizás hasta que conocí a mi novio y me di cuenta que la magia del amor es la que se construye todos los días. Creo que amar es vivir un montón de experiencias de a dos, y quedarse.

Es cierto que quizá yo un día me vaya.
Siempre me voy, al final.

No es que le tenga miedo al compromiso, ni que no me imagine a los noventa años al lado de Franco. No es que no quiera hijos y nietos, y convertirme en una matriarca. No es que no sueñe con contar esas historias de parejas de toda la vida. Es que tengo la certeza de que no puedo serme infiel. Y de que siempre estaré dispuesta a dejarlo todo por no perderme.

Por hoy, aquí me quedo.
En la libertad infinita de amar sin medida.
A un paso de mis vacaciones en la arena.

7 comentarios:

manu dijo...

auténtica

Anita dijo...

Tan linda ella, cuentas con toda alegría lo de las micros y yo sufriéndomelo toooooodo!!!

Yo a los 19 también soñaba con príncipes y me enamoré perdidamente de un príncipe italiano.... fue tannnnn linnndo!!

Hoy estoy muy tranquila, feliz,disfrutando la vida y dejándome querer.

Qué tal!

Un abrazo inmenso!!!

(el martes pasé por el Stur..... y miré hacia adentro, por si las moscas)

Anita.

Miski dijo...

No supe que estabas malita. Ánimos.

Princessa dijo...

Nunca digas de esa agua no beberé.
Besos

clauarroyo dijo...

Con el amor nunca se sabe, cuando llega es para quedarse.
Cariños.

marianich dijo...

Es que no sé... una no se da cuenta cuando al final igual cambia la percepción con respecto al amor y te vuelves más estable...

Me pasa más o menos igual... nunca pensé que iba a durar con alguien, de hecho, siempre me gustaban muchos niños, pero de ahí a hablar de amor, sólo ahora sé de qué se trata :P

Y qué rico que te hayas mejorado de la gripe ^^

besooooos!!

Fantasma dijo...

Ufff el amor, el amor... llega sin que lo llamen y se va cuando lo creemos firme...

es un compannero esquivo.

besos.