lunes, junio 18, 2007

childhood

Ayer en el metro pensé que es loco ser niño.
El mundo parece tan grande.

Lo que pasa es que yo estaba sentada en el suelo y miraba arriba a todo el montón de cabezas y me acordé que cuando era chica me daba miedo que mi hermano creciera tanto que rompiera el techo de la casa. En esa misma época, también estaba segura de que adentro de la radio había gente chiquitita cantando, y de que el Pollo Fuentes me podía ver cuando yo estaba en pijama frente a la televisión blanco y negro.

Cuando yo era chica, mi casita de muñecas había llegado en helicóptero, el conejito pasaba a dejar chocolates antes del amanecer, los peluches despertaban de noche a conversar y los árboles de las plazas eran pedazos de bosques. Nunca tuve amigos imaginarios pero acostumbraba hablarle al vacío como si mucha gente me pudiera escuchar (y lo sigo haciendo).

Creo que, cuando yo era chica, adquirí todas mis costumbres. Supongo que me gusta subir a los árboles porque siempre pensé que desde ahí era más fácil llegar al cielo, que salto en las pozas de agua porque ya nadie me dice que me voy a resfriar con los zapatos mojados, que canto con lluvia tomando helado de chocolate y paseo en teleférico y escribo cartas de colores porque he aprendido que sólo puedo ser a través de las cosas simples.

Cuando yo era chica, leía tanto que a veces me pasaba el día sin hablar. Mi color preferido era el morado. Lo que más me daba miedo era que una noche entrara un asesino a mi casa y me matara sólo por ser la única despierta.

Quizás sigo siendo chica.
No he dejado de creer.
Y me encanta jugar con barro.

11 comentarios:

Fernando dijo...

Hola tanto tiempo,¿qué es de tu vida? ¿comó has estado? tenemos que juntarnos pa vernos hace mucho que no te veo...

besos
Fernando

P.D. Me tienes q devolcer el plato de torta.

manu dijo...

yo no he cambiado nada nada

kotto dijo...

es lindo el ser niños y sentirse niño.. recuerdo que tambien pensaba que mis juguetes tomaban vida en la noche de hecho los colocaba en lugares "estrategicos" para probar mi teoría... algunas veces los ponia en el piso y les dibuja el contorno jejejeje...

Princessa dijo...

Cuando era chica, me daba terror cuando mi mamá sacaba el tapón en a tina. Juraba que me iba a ir junto con el agua al río mapocho.
Cuando era chica, metía la carne y la leche al “Frigezasador”
En fin…. Que nostalgia.
Abrazos

clauarroyo dijo...

MI color favorito también era el morado.
No quiero ni pensar cuando era chica sobretodo que estoy en crisis de viejA CUARENTONA.
Cariños.

BELMAR dijo...

24.06.2006 - 24.06.2007


T e i n v i t o a :


UN AÑO DE BELMARBLOG!


( e n P a l i m p s e s t o )

young_supersonic dijo...

QUE BIEN.

'LULÚ NO CREZCAS NO CAMBIES JAMÁS'

YO TAMBIÉN VI AL POLLO FUENTES EN BLANCO Y NEGRO.

ME BAJÓ LA MELANCOLÍA.


UN BESO.

Marcial... dijo...

hermoso relato...de verdad.

que dulce, simple y divertida era la vida cuando pequeños, cuando con cada mirada creabamos nuestra propia realidad, cargada de miedos, de sueños, de aventuras...hasta que nos toca crecer y observar lo mismo que todos observan, por que de contrario estas loco...no hay segundas lecturas y todo es pragmatico...en fin, lo importante es no perder (aunque sea unaporcion pequeña) de ese espiritu q nos movio a hacer cosas super locas...

yo por ejemplo siempre he creado historias mientras viajo, camino, o cualqueir otra actividad diversa...el unico problema es que lo hago (generalmente) en voz alta y me da risa por que la gente te comienza a mirar raro cuando te ve caminando, super ensimismado, y hablando locuras....en fin, cosas.

ciudate, precioso lo que has escrito...y a mi tb me encanto eterno resplandor de una mente sin recuerdos....besos y abrazos inifnitos..

dani dijo...

si olvidásemos ser chicos, estaríamos mal, no crees?

es loco ser un niño. es loco sentirse como el principito, pero es una verdad mucho mejor a la alternativa.. la de ver al mundo como la decepción constnte que puede llegar a ser...

saludos para ud.. te graduas ahora no cierto? qué genial..

Alejandra dijo...

Cuando yo era niña no entendía cómo los locutores de la radio decína Gooooooooool con tanta alegría si el equipo no les gustaba. No me cabía en la cabeza.
Pero me he dado cuenta de que muchas de las cosas que hacía antes las sigo haciendo ahora, así que una parte de mí nunca dejará de ser pequeña. Saludos!

Miski dijo...

De pequeño no me gustaba dormir en la cama más próxima a la puerta porque pensaba que ahí había más posibilidades de que un asesino me pillase.
Un saludo.
PD: me gusta el azul.