viernes, junio 16, 2006

ojos de cielo

Toalla en la cabeza.
Sin calcetines ni zapatos.
Un poco de frío.

Ayer, Pedro me preguntó por qué me gustaba ir al langar. Pregunta retórica, claro, porque no me hubiera escuchado aunque le hubiera respondido.

Y, la verdad, no se trata de que los jueves en la noche me hagan sentir una buena persona, ni valorar mi cama y mi casa, aunque las primeras dos visitas hayan tenido ese efecto obvio y medio cliché.

Se trata de que, en los puentes, en la Posta, con Lucho, Cristopher, la Ely, Paul, el tío Mario, Pedro, la Nati, la Juanita, Darwin, el Poeta, la Josy y cada persona que voy conociendo, aprendo algo nuevo.

Se trata de la admiración que siento cada vez que escucho la sabiduría máxima en las frases más simples, en lo cotidiano, en descubrir quiénes somos, cada uno, y vivir de acuerdo a eso.

Se trata de la felicidad y la certeza de no necesitar nada más cuando estoy sentada conversando o cantando RBD, o escuchando pedacitos de historias de amor, porque siento que con personas que han vivido mucho, no tengo nada que entregar y sólo me queda ser.

No me siento salvadora del mundo.
Más bien, soy lo más pequeñito entre la inmensidad.

4 comentarios:

Insomne dijo...

Gracias¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!

sombra_de_mi dijo...

Que bacan.
Me gusta esto que escribiste.
Saberse chiquitito, pero aun asi, un instrumento para mejorar el mundo que nos rodea.
Te he notado cambiante de ánimo en los últimos días... o en los últimos escritos, mejor dicho...
Yo no he dejado de leerte ni un minuto, solo he estado fuera del tecleo por exceso absoluto de trabajo.
De Domingo?
Nos hemos visto poco, porque el colegio lo tiene secuestrado. Nos escribimos mails y mensajes de texto regularmente. Hablamos por MSN casi todos los días.
Y puede que esta noche salgamos a comer, para celebrar sus flamantes dieciocho.
Todo normal.
Y yo, cansada como bestia, pero con el ánimo aún aceptable...
Besitos,
Yo

Pd: OYE!!! Me debes mi carta astral. Y la de Feña. Aunque aún no he podido averiguar la hora en que nació...

Paulilla dijo...

es gratificante compartir con gente que vive pensando sólo en eso: vivir.

Me es más confortante una sonrisa de gratitud por una ayuda que brindé a recibir una sonrisa falsa de alguien que sólo desea caer bien por interés.

Me acordé de algo: tienes tiempo para leerme el tarot? Me entró la curiosidad.

Un abrazo!

Paulilla dijo...

ah! en cuanto a dónde quiero ir...

Me encanta la historia de Inglaterra pero para eso pedí más tiempo, era muy pronto. A Punta Arenas voy en agosto, creo que en ese viajé veré si realmente vuelvo a no.